Archivo de la etiqueta: Catedral

Zamora: una buena idea para Semana Santa

La capital castellana se vuelca con pasión durante la fiesta religiosa y ofrece a sus visitantes revivir el románico y disfrutar de unos días de devoción, arte y calma.

El río Duero, a su paso por tierras castellanas, atraviesa y da vida a la ciudad de Zamora, una de las capitales de provincia donde con más intensidad se vive la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional. En total, 17 procesiones desde el Viernes de Dolores al Domingo de Resurrección.

En el ‘museo vivo del románico’, sobrenombre con el que se conoce la ciudad, el visitante podrá disfrutar no solo de una escenificación religiosa meticulosamente planteada, sino también de una amplia oferta artística y de una villa alejada de los excesos de las prisas y el estrés.

La plaza La Farola marca el inicio de una ruta por la arteria principal de Zamora, que comienza en la calle Santa Clara para finalizar con la visita al Castillo y la Catedral. Pasando la iglesia de Santiago del Burgo y la plaza Zorrilla el visitante llega a la Plaza Mayor donde se encuentra además del ayuntamiento la iglesia de San Juan y un pequeño homenaje a la Semana Santa (fotografía superior).

Tras conocer el monumento dedicado a Viriato, quien hizo frente al Imperio Romano, el Parador de Turismo ofrece descanso a aquel que quiera disfrutar de uno de los edificios emblemáticos de la ciudad. Siguiendo hacia adelante por la Rua de los Francos se alcanza la románica iglesia de la Magdalena y el Convento del Tránsito, enfrentado una con otro a ambos lados de la calle. Impregnados de la esencia del siglo XII es el momento de conocer a un acompañante que, desde el principio, ha guiado al visitante en su trayecto. La calle Troncoso nos ofrece el mejor mirador para apreciar la fuerza del caudaloso río Duero y el puente de piedra que cruza sobre sus aguas. Con la magnífica vista aérea todavía en las retinas, la igleisa de San Pedro y San Idelfonso, construida en el siglo XII y renovada en el XV constituye el último escalón antes de alcanzar la Catedral.

La Catedral y el Castillo forman el núcleo artístico principal de Zamora. Rodeados de unos agradables jardines, en el museo catedralicio se puede observar una gran colección de tapices flamencos. Una vez dentro del templo (la entrada general es de 4 €) destaca en la parte central de la nave principal la sillería del coro realizada por Juan de Bruselas. Al salir de la Catedral nos espera el Castillo, última parada en la visita y de entrada gratuita, desde donde podemos contemplar una panorámica de la ciudad.

La Catedral (arriba) y el Castillo (abajo)

Información sobre la Semana Santa de Zamora: Lapasióndezamora, ssantazamora

Consulta la previsión meteorológica para los próximos días en Zamora aquí

TAC: una buena excusa para conocer Valladolid

La capital del Pisuerga tiene estos días una vida inusual. Una benigna plaga de artistas se han instalado en la ciudad dando colorido, alegría y espectáculo a una ciudad muy atractiva para el turismo cultural y gastronómico. El motivo de tal explosión de música y dramatización se debe a la 12º edición del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle (TAC), una cita ineludible para los amantes de estas disciplinas y una buena excusa para conocer Valladolid.

El TAC 2011, que rinde homenaje al artista Albert Vidal, reune 260 representaciones de 65 compañías distantas provenientes de 16 paises. Desde el martes 24 de mayo hasta el domingo 29 resulta difícil caminar por la ciudad sin encontrar un cómico, una familia de acróbatas o un grupo de danza. Los bellos edificios emblemáticos como la Iglesia de San Benito (s.XVI), el Patio Herreriano, Santa María La Antigua (s. XI-XIV), los edificios burgueses de la Acera de Recoletos o la Catedral son testigos de excepción de esta muestra de arte. En total treinta y cinco puntos donde disfrutar de una rutina de circo, teatro, danza o música que comienzan desde las 11 de la mañana y se prolongan hasta más allá de la media noche.

La capital castellana es una ciudad tranquila que se disfruta lentamente. Gran historia recae sobre el suelo de Valladolid, desde la curiosa anécdota del bautizo de Felipe II en la iglesia de San Pablo pasando por una de las Universidades más antiguas de España. Personajes de la talla de Miguel de Cervantes, Cristobal Colón o José Zorrilla (nacido en la ciudad) han dejado su huella marcada en las calles de la capital. Además Pucela, como así se denomina a la ciudad de forma popular, no está anclada en el pasado sino que mira hacia el futuro: la reciente inauguración de la Plaza del Milenio es una muestra de ello.

El rico patrimonio artístico y los jardines que adornan la ciudad se aunan a la amplia gastronomía local para hacer de Valladolid una ciudad que merece la pena ser visitada, cuyas virtudes no entran en un solo post. El TAC, acompañado de buen tiempo, anima las calles estos días y convierten la visita en una experiencia única.