Maravillas del Mundo/ entrega 5


El Mausoleo de Halicarnaso, la Gran Muralla China y el Proyecto Mose

En esta quinta edición de Maravillas del Mundo vamos a conocer a un rey tan querido que ha dado nombre a los suntuosos sepulcros actuales. Viajaremos a China para visitar una edificación mundialmente conocida pero no por ella menos asombrosa y terminaremos en la bella ciudad de Venecia donde se está construyendo una barrera que puede salvar a la ciudad.

 

Tumba de Mausolo en Halicarnaso

¿Nunca te has preguntado el origen de la palabra mausoleo? Los sepulcros suntuosos que se construyen hoy en día tienen un predecesor común y deben su existencia al gobernador Mausolo y a su esposa Artemisia.

Mausolo fue un sátrapa (gobernador de la antigua Persia) muy querido por su pueblo. De forma inteligente consiguió ganarse el favor de los reyes de la zona y así evitó conflictos que pudieran acabar con la paz y tranquilidad instaurada en su pequeña región del Asia Menor, Caria. Decidió traspasar la capital a Halicarnaso, fortificar la ciudad y como consecuencia de las buenas condiciones de vida la población empezó a crecer. Junto a esto, la vida cultural de la ciudad también era rica y de ahí nacieron eruditos y artistas. Todo esto hizo que a la muerte del gobernador, en el año 353 a.C,  su esposa tomase el relevo político y decidiese construir una tumba digna para aquel que había traído la prosperidad a aquellas tierras. La población también contribuyó a edificar a Mausolo un lugar magnánimo en el que descansara para siempre.

Construido con mármol blanco sobre una superficie de 1287 m2, la edificación alcanzaba los 50 metros de alto gracias al podio, su techo piramidal y a una gran escultura de una cuadriga que culminaba la composición (queda algo de ello en el Museo Británico.) Además 117 columnas sostenían el tejado y adornaban la composición coordinada por Sátiros y Piteos y en la que trabajaron tanto esclavos como ciudadanos libres por propia voluntad. Todo el conjunto estaba decorado con esculturas y relieves nacidos de las manos de algunos de los mejores escultores griegos: Briaxis, Timoteo, Leucastes y Escopas.

Artemisia no pudo soportar el dolor y falleció antes de ver acabada la construcción. En el 350 a.C el mausoleo se dio por finalizado y al fin Mausolo, y también su esposa, pudieron descansar juntos. Esta gran obra estuvo en pie tan solo dieciséis años ya que Alejandro Magno lo destruyó parcialmente. Siglos más tarde un terremoto acabó definitivamente con el suntuos sepulcro del sátrapa Mausolo y su esposa Artemisia.

Ubicación (punto VI)

Fuentes: mundo curioso y sencillo, Artehistoria, Lasmaravillas

 

Gran Muralla China

¿Te imaginas que todo el litoral de la península ibérica estuviese rodeado por una muralla? Pues solo la mitad de la Gran Muralla China podría conseguirlo.

Ideada para protegerse de los pueblos nómadas del norte el emperador chino Qin mandó la edificación de una muralla de proporciones gigantescas varios siglos antes de Cristo. Su labor fue prolongada por otros emperadores durante más de mil años dando como fruto la infraestructura que hoy conocemos, con una extensión de casi 9.000 kilómetros. Decenas de fuertes y torres de vigilancia adornar este recorrido pétreo, esta serpiente magnánima que hoy en día está incluida como una de las siete maravillas del mundo. A pesar de su macabra historia (muchas personas murieron en su construcción como causa de la excesiva carga de trabajo y las duras condiciones, y se llega a pensar que los cadáveres eran empalados en la muralla) lo cierto es que la fortificación es ahora uno de los referentes turísticos de China y está incluida desde 1987 en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Con el paso del tiempo la muralla fue perdiendo importancia y sirvió para que muchos pueblos pudiesen abastecerse de piedra, algo que dañó varias zonas de la construcción. Hoy en día nadie que viaje a Pekín debe perderse la oportunidad de recorrer parte de esta muralla, de este hito en la historia de la arquitectura.

 

cityguidesblog

Ubicación (más detallada aquí)

Fuentes: Discovery Channel, Planeta Sedna

 

Proyecto Mose
Que la ciudad de Venecia está en peligro no es una novedad. Con el paso del tiempo y las continuas subidas del nivel del mar (así como el hundimiento de la ciudad, 23 cm más abajo que hace cien años) que provocan cada año más inundaciones, la infraestructura de los edificios se va deteriorando. Para prevenir estos daños las autoridades competentes han puesto en marcha el Proyecto Mose (acrónimo de Módulo Experimental Electromecánico, en italiano) con el fin de controlar las mareas que provocan el “aqua alta” que anega el conjunto de 117 islas.

La obra consiste en la instalación de 78 grandes compuertas, situadas en las entradas de agua a la laguna, que descansarán ancladas en el fondo del agua. En el caso de que la marea supere el metro de altura el sistema entra en funcionamiento insuflando aire a la estructura de forma que esta se levantaría gracias a unas bisagras para no permitir que el agua del mar Adriático entre en la laguna de Venecia. Esto solo se producirá en caso de una marea importante, alrededor de 4 o 5 veces al año según estimaciones de los diseñadores. Con esto se pretenden evitar situaciones como la vivida en 1966 cuando la marea alcanzó los dos metros produciendo daños importantes.
El objetivo es que el proyecto esté acabado para 2014 y su coste se estima en poco más de 4.600 millones de euros.

De esta forma se pretende acabar con un histórico problema de Venecia que se agrava cada día por culpa de la subida del nivel del mar, y que de no solucionarse pondría en grave peligro la subsistencia de la hermosa ciudad de Venecia. A pesar de esta causa las voces discordantes con el proyecto también existen. La teoría de que las compuertas estarán abiertas muchos más días de los que se prevé sobrevuela el proyecto. Esto implicaría romper el ecosistema de la Laguna e incluso, al no permitir el acceso de las mareas, que el agua se quedase estancada en torno a Venecia.

Con todo esto, lo que es seguro es que las obras van a continuar. Solo el tiempo determinará si esta medida es un acierto o un fracaso. Lo que sí parece seguro es que si no se pone remedio a la subida de las mareas Venecia va a sufrir un peligro irreparable.

Ubicación: Venecia, noreste de Italia

Fuentes: La Razón, La Vanguardia, blog de Forestman
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s